miércoles, 14 de diciembre de 2011

EL AMOR Y LAS RELACIONES DE PAREJA

CHARLA DE PSICOANÁLISIS

EN ESTEPONA

EL AMOR Y LAS RELACIONES DE PAREJA 

Impartida por la psicoanalista Helena Trujillo

Jueves 15 de Diciembre a las 20 horas

Centro Cultural Padre Manuel
C/San Fernando, 2 Estepona


ENTRADA GRATUITA

Organiza Helena  Trujillo y la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Estepona 

jueves, 8 de diciembre de 2011

Qué es un padre. Qué función ejerce en la familia y en la vida de su hijo. Habla la psicoanalista Helena Trujillo



CHARLA DE PSICOANÁLISIS


Se habla habitualmente de la función madre, de las madres coraje, de su sacrificio, de su infinito amor.
¿Quién habla del padre, para qué sirve un padre más allá de la concepción, qué lugar tiene para el hijo y quién transmite ese lugar?
El padre es el eslabón necesario que regula la relación del niño con la madre.  Existe sólo si la madre lo autoriza a existir como tal. La figura del padre biológico no se corresponde con el padre simbólico.
Es el número tres – el padre- el que otorga la existencia al número dos, es decir, el tercero viene a diferenciar y a distinguir al niño de la madre. 
La función paterna consiste en trasmitir que hay Ley. Para todo hombre, alcanzar dicha posición tiene que ver con la transmisión inconsciente de una función que va a depender del modo en que su propio padre la ocupó, a su vez, para él. Debe enseñar al hijo las normas sociales : lo que es bueno y lo que es malo, lo que está prohibido y lo que está permitido. 
En la mayoría de los niños rebeldes y problemáticos, encontramos que algo relacionado con la función paterna todavía no está instalado en su psiquismo. 


Más información sobre Helena Trujillo
www.htpsicoanalisis.com


martes, 15 de noviembre de 2011

Obesidad

Nuestro cuerpo no está diseñado para la obesidad. ¿Habéis visto alguna vez un animal salvaje obeso? No.
La obesidad no sólo es un problema de salud y de hábitos, de metabolismo, es una problemática psíquica que no tiene solución si no se atienden los procesos inconscientes que llevaron a la deformidad.


Consulte a un psicoanalista



miércoles, 9 de noviembre de 2011

Charla de Psicoanálisis ¿Es posible acabar con las guerras?

CHARLA DE PSICOANÁLISIS

EN MÁLAGA

 

EL POR QUÉ DE LA GUERRA

 (ver online)

Impartida por la psicoanalista Helena Trujillo

Jueves 10 de Noviembre a las 19:30 hrs.

Sala Ámbito Cultural de El Corte Inglés
C/Hilera, s/n

¿A quién no le gustaría que las guerras dejaran de existir?
¿Es posible imaginar un mundo sin conflictos bélicos?
¿Se puede alcanzar la paz a través de la guerra?
Una mirada a la historia nos muestra una serie incesante de conflictos entre un grupo social y otro, que casi siempre se deciden mediante la confrontación de fuerzas en la guerra. La mayoría de estos conflictos ha sido motivado por el deseo de dominación de unos pocos. ¿Cómo es posible que la clase gobernante someta al servicio de sus ambiciones la voluntad de la mayoría? 
Nos guiaremos por la mirada del Psicoanálisis para entender el papel de la agresividad, la desigualdad, el deseo de dominio, el papel de las pulsiones en el juego entre la guerra y la paz.


ENTRADA GRATUITA

Organiza Helena  Trujillo, Grupo Cero y Ámbito Cultural




miércoles, 2 de noviembre de 2011

Los famosos al diván: Nuevos papás

SER PADRE

Si Sarkozy estrenaba paternidad días pasados, estos días también se han producido otros alumbramientos entre papás famosos. Es el caso del torero José Tomás que acaba de ser padre en Málaga de su primer hijo. Es tan discreto en su vida privada que muchos ni nos habíamos hecho eco de que su pareja estaba embarazada. Lejos del bombo y platillo en torno a los ruedos y las pasiones que levanta entre los aficionados taurinos, el diestro se muestra muy reservado y hemos de pensar que lo seguirá siendo en lo referente a la crianza de su hijo, que se llama como él, José.

En lo que respecta a la prensa rosa o del corazón, el tema de los nacimientos de hijos de famosos es un gancho sugerente, al público le gusta ver las fotos de los papás con sus retoños, ver las fastuosas casas en las que viven, etc. Sabemos, no obstante, que salvaguardar la intimidad de los más pequeños es no sólo una obligación, también un derecho necesario para que puedan desarrollar su propia identidad más allá de la popularidad de sus progenitores. Este criterio no siempre es seguido por todas las publicaciones ni por todos los famosos, que sacan un jugoso dinero con estas imágenes.

Otros famosos que han sido padres son Fonsi Nieto, que acaba de mostrar las imágenes de su hijo Lucas, esperemos que no para hacer caja (todos sabemos que se retiró de las pistas de motociclismo por un grave accidente). Hugh Grant también asume su nuevo rol de padre, una sorpresa para todos, pues no tiene pareja. No es el primer caso en el que un affaire con una mujer termina en un embarazo no deseado. A veces parece que o no son conscientes de sus actos o le quitan importancia al hecho de tener un hijo en el mundo, como si el dinero pudiera comprar la función necesaria de un padre.

Este último ejemplo debería hacernos reflexionar sobre el valor que dan muchos famosos a la familia, qué fácil es para muchos casarse y divorciarse, incluso tener hijos con parejas diferentes. Más allá de valorar moralmente estas circunstancias, deberíamos valorar si luego se hacen responsables de esos hijos, porque más allá de la relación que mantengan con sus exparejas, los hijos no tienen expadres o exmadres, uno no puede separarse de sus obligaciones paternales, que no sólo se traducen en dinero contante y sonante. Los hijos necesitan del cariño y la referencia de un padre para su constitución como humanos, necesitan sentirse deseados y tener un lugar en la familia o en las familias de sus respectivos progenitores. Esperamos que Hugh no sea sólo un padre de revista y vea crecer a su pequeña hija.

Helena Trujillo

Educación y Violencia, el problema vasco. Helena Trujillo en Onda Azul Tv.

lunes, 31 de octubre de 2011

Exitosa charla sobre La Sexualidad Femenina en Estepona

ÉXITO EN LA PRIMERA CHARLA DE PSICOANÁLISIS EN ESTEPONA

LA SEXUALIDAD FEMENINA





Unas cincuenta personas se dieron cita el pasado jueves 27 en la primera Charla de Psicoanálisis que abría el ciclo que tendrá lugar en el Centro Cultural Padre Manuel de Estepona, organizado conjuntamente por el Área de Cultura del Ayuntamiento de Estepona y HT Psicoanálisis. El tema para comenzar era muy sugerente, la sexualidad femenina, y no defraudó.

La evolución que transforma a la niña en mujer normal es mucho más ardua y complicada, pues abarca dos tareas más. La diferencia en la formación de los genitales va acompañada de otras diferencias somáticas, también en la disposición pulsional aparecen diferencias, que dejan sospechar lo que luego ha de ser la mujer.

El primer objeto amoroso del niño es la madre; sigue siéndolo en la formación del complejo de Edipo y, en el fondo, durante toda la vida. También para la niña el primer objeto tiene que ser la madre. En la situación de Edipo, el objeto amoroso de la niña es ya el padre. Así en el curso del tiempo, la niña debe cambiar de zona erógena y de objeto, mientras que el niño conserva los suyos.

Esta vinculación inicial con la madre tiene por destino perecer, dejando el puesto a la vinculación del padre. El apartamiento de la madre se desarrolla bajo el signo de la hostilidad; puede hacerse muy evidente y perdurar a través de toda la vida.

El descubrimiento de su castración constituye un punto crucial en la evolución de la niña. Parten de él tres caminos de la evolución: uno conduce a la inhibición sexual o a la NEUROSIS; otro, a la transformación del carácter hacia un COMPLEJO DE MASCULINIDAD; y el otro, a la FEMINIDAD NORMAL.

La fase de la vinculación amorosa con la madre, anterior al complejo de Edipo, es la decisiva para el futuro de la mujer; en ella se prepara la adquisición de aquellas cualidades que con las que luego atenderá a su papel en la función sexual.
La conducta sexual de una persona constituye el "prototipo" de todas sus demás reacciones. En las mujeres puede comprobarse fácilmente un caso especial de este principio de la condición prototípica de la vida sexual con respecto al ejercicio de las demás funciones. La educación les prohíbe toda elaboración intelectual de los problemas sexuales. Esta intimidación coarta su actividad intelectual y rebasa en su ánimo el valor de todo conocimiento, pues la prohibición de pensar se extiende más allá de la esfera sexual.

PRÓXIMAS CHARLAS:
JUEVES 10 NOVIEMBRE A LAS 19:30 HORAS:
EL POR QUÉ DE LA GUERRA
Sala Ámbito Cultural, El Corte Inglés, Málaga
Entrada Gratuita

JUEVES 24 DE NOVIEMBRE A LAS 20:00 HORAS:
LA INTERPRETACIÓN DE LOS SUEÑOS
Centro Cultural Padre Manuel, Estepona.
Entrada gratuita

domingo, 30 de octubre de 2011

Tarde apasionada en Torremolinos: Poesía y Flamenco

TARDE APASIONADA EN TORREMOLINOS















El pasado viernes 28 de octubre no sólo daba comienzo, un año más, el puente de la festividad de Todos los Santos, también se abría un puente a la cultura, a la sensibilidad, a la belleza en el Centro Cultural Pablo Ruiz Picasso de Torremolinos. Casi 200 personas se dieron cita a las ocho de la tarde para encontrarse con el novedoso maridaje entre Poesía y Flamenco de la mano del gran poeta Miguel Oscar Menassa. Acompañado por el arte flamenco de la bailaora Virginia Valdominos y el guitarrista Kepa Ríos, entusiasmó al público asistente con su poesía más pasional que daba ritmo al cuerpo del baile.

Empresarios, gestores culturales, aficionados al flamenco y a la escritura, jóvenes y mayores, pusieron de manifiesto su sorpresa y admiración al deleitar un espectáculo novedoso y emocionante. Al ritmo de su voz, el poeta nos condujo en la historia de un amor imposible, Ahora andarán diciendo, relato que se fue construyendo a lo largo de los casi 60 minutos que despertaron todos los sentidos.

Los bellos movimientos colmados de arte de la bailaora conmovieron a los asistentes, que supieron admirar la compenetración entre palabra y danza. Triunfó la cultura, tan maltratada en estos tiempos de crisis, ganó el público que se marchó lleno de energías y ganaron los artistas con la grata acogida de los torremolinenses.

Más información y contrataciones teléfono 626 67 33 22.

martes, 18 de octubre de 2011

Agenda. Torremolinos. Poesía y Flamenco "Ahora andarán diciendo".


Poesía y Flamenco es la nueva combinación artística que está poniendo en práctica el siempre innovador Miguel Oscar Menassa, Candidato al Premio Nobel de Literatura en 2010, poeta, médico, psicoanalista y creador en varias facetas, este año celebra sus bodas de oro con la poesía por todo lo alto. En 2011 se cumplen 50 años de su primera publicación poética, Pequeña historia. Desde esa primera historia de 1961 hasta la actualidad ha publicado más de cuarenta libros de poesía que han viajado y viajan por el mundo contando la historia de la humanidad.

Miguel Oscar Menassa se atreve ahora con el flamenco y la poesía, historia de un amor imposible. El espectáculo se titula “Ahora andarán diciendo” y es una conversación entre la poesía de Miguel Menassa y el flamenco, auténtico y vivo de Virginia Valdominos. Un espectáculo innovador e inolvidable.

El próximo viernes 28 de octubre a las 20 horas en el Centro Cultural Pablo Ruiz Picasso en Torremolinos.

Organiza: Grupo Cero Producciones, Helena Trujillo y Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Torremolinos.

Más información y entrevistas contactar con Helena Trujillo. Telf. 626 67 33 22

martes, 4 de octubre de 2011

Charla de Psicoanálisis: ¿Por qué mentimos?

Charla de Psicoanálisis: ¿Por qué mentimos?

Viernes, 07 de octubre · 19:30

¿Te preguntaste alguna vez para qué sirve mentir?
¿Es posible decir la verdad?
¿Qué estamos diciendo cuando mentimos?
Todo esto y mucho más el próximo viernes 7 de octubre. Te espero.

Impartida por Helena Trujillo, psicoanalista.

Ámbito Cultural, Málaga. El Corte Inglés.
Edf. Hogar. Depto. Librería. C/Hilera, s/n
Málaga (Málaga, Spain)

También online en:
http://apps.attainresponse.com/MediaF5/liveChannel.htm?presenterId=htpsicoanalisis%40comf5-com




jueves, 29 de septiembre de 2011

La sombra de la infidelidad


LA SOMBRA DE LA INFIDELIDAD

Al rojo vivo están muchas relaciones cuando la sombra de la infidelidad se cierne sobre la pareja. Ya manifesté en otras ocasiones que cada vez son más los que acuden a terapia para solventar una crisis matrimonial y en la mayoría de los casos los celos y la sospecha de terceras relaciones están detrás de los motivos de los problemas conyugales. 

¿Es imposible la fidelidad en la pareja? ¿Puede mantenerse el amor y el deseo a través de los años? ¿Qué es ser infiel? ¿Tolerar cierta libertad sexual de tu partenaire es muestra de desinterés? ¿Qué amamos cuando amamos y qué deseamos cuando alguien se nos cruza en nuestro camino? A la hora de dar respuestas podemos vernos influenciados por sentimientos y consideraciones de orden moral que trascienden de la educación que hemos recibido a este respecto. La religión, la defensa de la institución familiar, el temor a lo desconocido así como la no consideración de la propia naturaleza humana nos llevan a pensar, generalmente, que sin fidelidad no hay relación de amor posible. Muchos afirman que ser infiel es la mayor traición que te puede ocasionar la pareja, "lo soportaría todo menos que se acostara con otro/a". La posibilidad de perder al ser amado genera gran dolor, pero también supone una ofensa al propio narcisismo, "qué es lo que tiene ella que no tengo yo". Nos sentimos en falta, vemos tambalearse nuestro universo, alguien de fuera ha puesto en tela de juicio la fortaleza de la relación y desata la caja de pandora.

No siempre la sospecha es fundada, en muchos casos vemos donde no hay, son nuestros propios deseos los que nos llevan a atribuirle al otro los deseos que sentimos de forma inconsciente. ¿Acaso podemos controlar lo que sentimos? Hay quienes presa de su pasión celosa espían a su pareja, le miran el teléfono, violan la confianza buscando justamente eso, el engaño. ¿Es lícito transgredir todos los límites de la convivencia para descubrir aquello que no quieres que pase? ¿Qué haremos si descubrimos lo terrible, hay otro/a? ¿Podremos soportar nuestras preguntas, nos servirán las respuestas? ¿Qué hacer después, acaba aquí la relación? ¿Qué hacer si tu pareja te agobia por sus celos, puede meterse en tu vida más íntima? ¿Es peor ser infiel o es peor querer dominar al otro?

Las relaciones humanas son complejas, no hay un camino hecho previamente que nos augure el éxito, lo que antaño fue válido ya no lo es, cambiamos de gustos, la relación se desgasta porque dejamos de cuidarla... ¿Quiere decir eso que podemos o queremos prescindir de nuestro compañero/a? ¿Quiere decir que el muerto al hoyo y el vivo al bollo? No tiene por qué ser así, muchas relaciones son fuertes compromisos, amor más allá del apasionado deseo del comienzo, relaciones que te apoyan cuando lo necesitas, el objetivo por el que trabajar, el centro de la familia que habéis construido. Romper una relación por un escarceo sexual es un grave error. Una cosa es tener un deseo sexual y otra amar a alguien. Con un amante no te irías a vivir, no compartirías tu intimidad, tu vida. Muchos han roto su afianzada relación por un "calentón" y luego se quedaron compuestos y sin nadie a quien amar. Se puede vivir sin pareja, por supuesto, pero si se ha elegido vivir con un compañero/a hay que tener manga ancha, hay que permitir cierta distancia, cierta libertad para que cada cual tenga el espacio que necesita para desarrollarse. Este es uno de los graves errores de las parejas. No se dan cuenta de que atar en corto al otro, controlarle, preguntarle por cada uno de sus pasos, aleja cada vez más a la otra persona, la agobia, acabará por estallar tarde o temprano.

No es un tema nada fácil este, apenas tenemos educación sentimental, pensamos las relaciones como algo hermético en el que no tienen que intervenir terceras personas, ni familia, ni amigos, ni nadie... Está claro que hay cosas que incumben sólo a los dos, pero necesitamos de otros para vivir, para llenarnos de deseos, porque cuando una pareja son dos, el deseo se va agotando de tanto usarlo. Si tu pareja vuelve a casa feliz y te trata con agrado y con amor, no debes preguntar qué hizo, ni con quién fue, debes saber disfrutar del don de su compañía, de la vida que compartís que está hecha con muchos otros. Pretender que el amor sea cosa de dos es caer en los brazos del sueño infantil donde el niño lo era todo para la madre y ella para su pequeño retoño, no hacía falta nada más. Debemos alejarnos de este modelo que nos aísla y nos hace infelices. Debemos alzar el vuelo, trabajar por nuestra propia felicidad para luego poder aterrizar y compartir nuestra satisfacción con las personas a las que amamos. Ese es el mayor grado de respeto, darle al otro lo mejor de mí.



Helena Trujillo
Psicoanalista y Terapeuta de Parejas.


Consulta en Málaga - Madrid - Online

lunes, 12 de septiembre de 2011

LOS SUEGROS.


PROBLEMAS CON LA FAMILIA. LOS SUEGROS.


Es más habitual de lo que se puede pensar; a quién no le han dicho alguna vez que está cansado/a de las opiniones de la familia de su pareja o de tener que hacer siempre lo que ellos decidan. Pasa de ser una relación de pareja a estar casados con toda la familia. Esto ocurre frecuentemente refereido a los padres de una partes: Los suegros.
Cada persona es un ser individual y si tiene la madurez suficiente como para decidir casarse o convivir, está más que dicho que puede decidir por sí mismo y realizar su vida a antojo y placer, según sus elecciones y preferencias.

El problema se presenta cuando se le otorga a la suegra un lugar en la pareja, como si fuera un integrante más, que tiene voz, voto y decisión sobre las cosas del hogar de los enamorados, sobre la crianza de los hijos y hasta sobre la toma de decisiones del menú del día.
Pero, ¿cómo controlar esto sin romper relaciones familiares ni de pareja?. Lo ideal sería que los dos, distinguieran claramente lo que es la familia
de lo que es la relación de pareja, única y exclusivamente suya; pero esto no siempre es posible. Cuando el otro nos dice algo de nuestra familia, aunque sepamos que tiene razón, el problema suele estar garantizado y la pareja completamente perdida en las relaciones familiares. 

Cuando tengan que padecer un caso así, la primera opción no es discutir con la pareja quejándose de la suegra, sino dialogar tranquilamente y explicar que la suegra NO forma parte de la pareja, sino de la familia fuera del hogar.

El segundo paso, es tratar de ser amable con ella pero marcándole el espacio que le dimos pero que ahora le queremos recortar. A veces las suegras tratan de imponer culpas con el viejo discurso de "no me querés" o "así tratas a tu madre que te dio la vida" y frases similares. Hay que explicarle que no es nada de eso, pero tiene que saber que hemos crecido, que hemos decidido una vida en pareja donde ella no está incluída como parte participante y que las decisiones se toman dentro de la pareja.
Si la suegra ha invadido, su hijo o hija debe volver a marcarle el espacio que sin querer le ha dado, poco a poco y sin ser bruscos, pero siendo firmes. Es decir, de buenos modales, podemos marcarle un espacio sin que ella lo tome tan mal.
Hay muchas parejas que necesitan ayuda cuando sienten que su familia o la de su pareja no son compatibles con el día a día de su relación y es un gran alivio para ellos que un profesional, que además no forma parte de su grupo familiar, pueda ayudarles a hacer compatibles estas dos realidades: su vida en pareja y el trato con los padres o suegros. 

martes, 6 de septiembre de 2011

Relaciones de Pareja: ELLA RETOMÓ TU CAMINO A LA VIDA.

ELLA RETOMÓ TU CAMINO A LA VIDA

Tal vez a usted le haya pasado lo mismo. Se dejó llevar por sus deseos, el amor, fue dejando de lado a las amigas, ya no tenía tiempo, le apetecía estar con su pareja. Puede que  ponga como excusa que ellas también tenían su vida, sus compromisos, pero usted no se dio cuenta de que dejaba atrás las relaciones que la mantenían viva, aquellas con las que se divertía, con las que hablaba, iba de compras, compartía sus inquietudes, sus compañeras. Se metió de lleno en su relación de a dos y todo su tiempo lo repartía entre las tareas diarias y él, la familia y él, el trabajo y él.

Pasaron los años y llegaron los hijos, las papillas, los pañales, los cambios de humor, la falta de tiempo para salir, la desgana sexual, los enfados, la suegra, el dinero… Empezaron a salir las primeras arrugas, las canas, la casa se fue convirtiendo en su palacio o su cárcel. Ahora se siente desencantada, no sabe cómo ha llegado hasta aquí, el vaso se fue colmando y ahora ha rebosado. Su pareja ya no le llena como antes, apenas hablan, él quiere saber a dónde va, con quién habla, opina sobre la ropa que se pone y sobre el dinero que gasta, no colabora lo que debería en el cuidado de los niños y en la cama ya no saltan las chispas como antes. La distancia entre ambos se ha hecho patente, ya no aguanta más. Si buscamos el detonante de este rechazo tal vez no lo encontremos, puede que haya sido la suma de muchas cosas, o que alguien avivó el deseo dormido, o que despertó del letargo en el que estaba sumida.  

Muchas parejas llegan a terapia en este estado de cosas. “Ella ha cambiado, dice que me quiere dejar”. “¿Cómo no me he dado cuenta?”. “Ya no lo deseo”. “Quiero sentirme libre”. Dejarse llevar por el amor sin guías es un viaje muy peligroso que tiene consecuencias. Las pasiones no suelen ser buenas consejeras, hay que domeñarlas y marcarles un rumbo que tenga en cuenta la vida que uno ya tenía. Si dejamos de lado las aficiones, los amigos, la familia, la privacidad… acabaremos  por sentirnos prisioneros en muros que nosotros mismos hemos levantado. Si alguien, para estar contigo, te pide que seas otra persona, tal vez debas elegir otro compañero/a. Lo que al principio parece amor y confianza, luego lo llamamos celos y control. Para poder disfrutar de la vida de pareja, primero hay que disfrutar de la vida de cada uno, respetarnos a nosotros mismos y respetar el tiempo de la otra persona. Comprender los gustos de las demás personas es imposible, sólo podemos aceptarnos diferentes y pactar para poder convivir. Las personas felices irradian felicidad a su alrededor. Las personas sacrificadas acaban vengándose. No siempre el camino de la vida feliz sea separarse, muchas veces es pensar y comportarse de forma diferente a como lo venían haciendo, ser otros y descubrir, día a día, cómo pueden ser felices y hacer felices a esa persona que han elegido como compañero/a de vida.


Helena Trujillo
Psicoanalista – Asesora Matrimonial

lunes, 5 de septiembre de 2011

Entrevista en EConsumer. Discusiones de pareja durante las vacaciones


Discusiones de pareja durante las vacaciones

Una de cada tres parejas pone fin a su relación sentimental después del verano


Durante las vacaciones de verano, las parejas comparten mucho más tiempo que durante el resto del año. No hay que ir a trabajar, se reducen las obligaciones domésticas, aumentan las horas de cuidado de los hijos... Una época que debería ser sinónimo de felicidad, pero que no siempre se vive en armonía. Pasar más tiempo en pareja durante las vacaciones puede convertirse en el escenario idóneo para que afloren los conflictos y las disputas.


  • Por JOSÉ A. RODRÍGUEZ

  • 4 de septiembre de 2011

Durante el periodo de trabajo, muchas parejas viven prácticamente separadas. Son largas jornadas laborales que se complementan con numerosas obligaciones domésticas, multiplicadas en el caso de quienes tienen niños. La mayoría comparte los momentos del día en que más cansados están: cuando han finalizado la jornada laboral y doméstica y se sientan para cenar. En este contexto, no sorprende que numerosas relaciones se deterioren de manera progresiva sin que, incluso, se tenga conciencia de ello. Hasta que llega el verano y, con él, las posibles discusiones y las crisis.

La convivencia: una prueba de fuego

Como señala Helena Trujillo, psicoanalista de la Escuela de Psicoanálisis y Poesía Grupo Cero de Málaga, al compartir más tiempo durante la época estival, lejos de la rutina de horarios y compromisos laborales y escolares, "es cuando se convive realmente. Surgen los problemas porque cada uno se muestra tal cual es". Hay que señalar, por otro lado, que en muchas ocasiones las crisis que se originan durante el verano no son tales.
"En numerosos casos, denotan una problemática individual de uno de los miembros de la pareja", explica la especialista. Si una persona sufredepresión, un trastorno de ansiedad o cualquier otro problema psicológico, es muy probable que la convivencia se vea afectada. "Por este motivo, es tan importante contar con la ayuda de los profesionales para poder solventar estos trastornos", insiste la especialista.

Discutir lo menos posible

Muchas parejas pasan el año tan centradas en resolver asuntos cotidianos, que se olvidan de cuidar su relación sentimental
Para que las vacaciones sean, en la medida de lo posible, un remanso de paz libre de altercados, es necesario empezar a prepararlas muchos antes de que llegue el verano. ¿Cómo? "En primer lugar, no hay que esperar a estos días para hablar los temas espinosos de la relación. Cuanto antes se aborden mejor, así se evita que se enquisten", señala Trujillo. Muchas parejas pasan el año tan centradas en resolver asuntos cotidianos, que se olvidan de cuidar su relación sentimental.
Hablar de los temas más conflictivos y cuidar las bases de la relación (el cariño, la conversación, el sexo) es la mejor manera de garantizar unas buenas vacaciones juntos. Durante estas, hay que tener en cuenta una serie de consejos que pueden facilitarlas mucho. Es necesario consensuar dónde y cómo se quieren pasar. Si a uno no le gusta la playa, no tiene mucho sentido pasar tres semanas en un hotel en la costa con la promesa por parte del otro de que el año siguiente elegirá el destino que le apetezca.
Se pueden combinar unos días en la playa y el resto, en otro lugar. Además, "hay que aprender a ser tolerantes y respetuosos, no agobiar a la pareja con nuestras cosas ni querer pasar las 24 horas juntos", añade la experta. No tiene sentido pasar todo el día juntos para compensar que durante el resto del año apenas se ven. Para disfrutar de estos días, también es necesario que cada miembro de la unión disponga de su parte de tiempo libre para cultivar sus aficiones. Es la mejor manera de evitar enfrentamientos, ya que se eluden tensiones innecesarias.
Estas fechas son para recrearse, no para realizar tantas actividades, que se quede al borde del agotamiento mental y físico. Muchas personas exprimen tanto este periodo, que lo viven con estrés y esto crispa larelación y provoca numerosas discusiones. La situación idónea es una mezcla de descanso y actividades estimulantes, sobre todo, consensuadas.
No menos importante en un contexto de crisis, en el que muchos no viajan y deciden pasar unos días con otros familiares, hay que tener cuidado "con no agobiarse y agobiar con padres, suegros, cuñados... Respetemos tiempos y espacios", recalca Trujillo.

Cuando estalla la discusión

Como es lógico, lo mejor es evitar que las disputas estallen o que sean muy tensas. Para ello, es aconsejable comunicar lo que no gusta o molesta antes de que sea demasiado tarde. "El otro componente de la pareja no es adivino, así que debemos ayudarle a que nos entienda", explica Trujillo. En el caso de que el altercado sea inevitable, hay que exponer los propios argumentos de la forma más sosegada y clara posible.
El otro miembro debe sentir siempre que se le escucha y que sus razones, aunque no se compartan, se entienden. "Si se habla de buena manera, será más fácil que el resultado sea bueno. No se trata de competir con el otro, sino de convivir", puntualiza la experta.

VACACIONES EN CRISIS

Las vacaciones nunca serán la terapia que solucione de forma mágica los conflictos. Ni en el caso de que se contrate un hotel de lujo en la isla más paradisíaca y tranquila que se pueda imaginar. La psicoanalista Helena Trujillo aconseja que para una pareja que esté en crisis, quizá sea mejor no tener vacaciones, "no viajar, no salir del contexto habitual, ya que esto puede generar tensiones".
En el caso de que las parejas se aventuren en un viaje, es recomendable no alejarse demasiado de casa (por si ocurre una crisis tan fuerte que sea aconsejable regresar) y evitar situaciones potencialmente conflictivas, como viajes largos en coche o en grupo (sobre todo, si la crisis está causada por una infidelidad y es aconsejable evitar celos). La especialista hace hincapié en que lo más adecuado es iniciar una terapia de pareja cuanto antes para aliviar la tensión y ayudar a que los días de vacaciones sean más llevaderos.

martes, 30 de agosto de 2011

¿Cómo afronto una separación?


ESTÁ TODO PERDIDO
Su cabeza gacha no anuncia nada bueno, tiene los ánimos por los suelos. Comenzamos a conversar, evita por todos los medios que las lágrimas acudan a sus ojos, pero no es fácil. Siente que su vida, tal y como la había planteado, se ha venido abajo. La única salida que ve posible es la separación, pero no es ningún alivio para su mal. La familia que ha construido en los últimos 9 años se esfuma. Ella se queda con los hijos, la casa y el dinero. Él, según sus palabras, se queda con una mano delante y otra detrás. Cierra las puertas a todo futuro esperanzador, con esa perspectiva, ni ganas le quedan de volver a emprender nuevos proyectos.
Su impotencia es mayúscula, hablar con ella es imposible, siempre acababan en discusión. El paso de los años les ha alejado de manera tal, que hoy son como dos desconocidos que comparten un mismo domicilio y el apellido de sus hijos. Ella le niega su papel frente a los hijos, se ocupa de todas las tareas, de las reglas y no cuenta con él. Ha intentado mil veces cambiar esta situación, sin embargo nada puede hacer frente a su hermetismo. O conmigo o contra mí, parece que reza el lema que dirige la vida de su esposa. Convivir se ha hecho insostenible. Se siente un pelele y ya no puede soportar más el silencio. Un grito sordo se dibuja en su rostro mientras conversamos. ¿Qué hago? Parece decirme con sus ojos.
Ya  intentaron la terapia de pareja, que ambos se implicaran en un cambio de rumbo y su vida de pareja fuera diferente, pero dos no son felices si uno no quiere. Ella no quiso, ha centrado su deseo en sus hijos y se ha olvidado del hombre con el que había decidido compartir su vida. Su suficiencia es tal que ni en la cama muestra deseos hacia ese hombre que lo ha dado todo por esa relación.  ¿Cómo se ha llegado a esto?
Las relaciones de pareja no traen un libro de instrucciones. Nadie sabe cómo van a ir las cosas, qué pasará cuando se inicie la convivencia, cuando nazcan los hijos, nos seguiremos deseando en el transcurso del tiempo… A todos nos gustaría tener respuestas para estos interrogantes. Pagaríamos lo que hiciera falta si alguien nos diese las claves de la felicidad. Qué no daría él para acceder al corazón de su mujer y volver a ilusionarla como antes.
Ahora lo da todo por perdido y se entrega, sin más, a la marea negra de su tristeza. Renuncia a vivir. En su melancolía, no es capaz de defender sus propios derechos como padre, como hombre que tiene que rehacer su vida y optar de nuevo al amor. En nuestra conversación está la posibilidad de agarrarse a una esperanza o dejarse caer definitivamente. Nadie llega gustoso a una separación, es duro, algo se pierde siempre, pero la vida sigue adelante y se puede afrontar de modo que se nos abran las puertas de una nueva vida. En este momento, soy la mano que puede darle las fuerzas que ahora no tiene, las palabras que no sabe pronunciar, la luz en medio del túnel de los sentimientos. Ahora le toca decidir entre su soledad o el mundo. Aquí le espero.

Helena Trujillo
Psicoanalista – Asesora de Parejas

sábado, 27 de agosto de 2011

´Ya no se aguanta a la pareja como antes´ Entrevista en La Opinión de Málaga a Helena Trujillo


´Ya no se aguanta a la pareja como antes´

La doctora Helena Trujillo, especialista en relaciones sentimentales, desgrana el mundo 'Stay Over'

ADELA MÁRQUEZ ¿Cómo ve a estas nuevas parejas Stay Over en España?
En diversos lugares y desde hace bastante tiempo, han surgido parejas, en muchas ocasiones segundas y terceras relaciones, que optan por esta forma de convivencia, tú en tu casa y yo en la mía. En ocasiones las malas experiencias anteriores y en otros casos el propio anhelo de independencia, llevan a que se opte por esta forma de relacionarse. A pesar de que haya existido y exista, no siempre se le da la publicidad que se debiera a esta otra opción de vivir en pareja, en ocasiones llega a estar mal visto por la moral tradicional, como si fuera una muestra del egoísmo de las personas, como si quererse llevara implícita la necesidad de compartir las mismas cuatro paredes. Estoy convencida de que va a ser una opción cada vez más frecuente y muy saludable, porque las nuevas parejas no siempre optan por la vida familiar, muchos eligen invertir en sus vidas profesionales.

¿Cuál es el perfil de esta pareja?
Según estamos viendo, parece que este estilo de cada uno en su casa suele ser más frecuente en parejas jóvenes, independientes, con poder adquisitivo, mujeres que no están dispuestas a perder su individualidad... A veces no es una elección, sino una circunstancia, como la de trabajar en ciudades diferentes; la realidad elige por uno. Pero hay otros que consideran que ésa es su forma de vivir en pareja, que cada uno mantenga su hogar y poder estar en uno u otro sitio sin perder su independencia.

¿Por qué  cree usted que está proliferando esta nueva forma de pareja?

Porque están cambiando los convencionalismos, ya no se «aguanta» a la pareja como antes, ahora cuando las cosas no funcionan las personas deciden poner punto y final y seguir su camino. El hecho de que la mujer trabaje le ha dado más independencia y capacidad de decisión. Existen ambiciones que antes no eran frecuentes en las mujeres, quedarse en casa ya no es una opción válida para la mayoría. Muchas parejas se establecen a una edad más avanzada, muchos ya tienen vivienda propia, se busca la realización en el amor como un acompañamiento a la vida, no como el objetivo de la vida.  Creo que en el futuro será una opción muy válida para las parejas.

¿Qué ventajas hay? 

Que cada uno de los miembros de la pareja mantiene su individualidad e independencia; la idea de estar 24 horas juntos como una señal del amor hace que muchos se olviden de que lo importante es el respeto, que hay que mantener las relaciones con los amigos y los gustos propios. El comienzo del fin es cuando abandonamos la vida que teníamos y que nos gustaba porque nos hemos enamorado. En el sacrificio comienza la venganza. Con el tiempo le reprochamos al otro haber hecho de nuestra vida una vida triste, en lugar de hacernos nosotros mismos responsables.

¿E inconvenientes?
El inconveniente puede tener que ver con la vida familiar, es más difícil si hay hijos de por medio, el tema de la organización doméstica, las pautas educativas, el reparto de tareas... También en el aspecto económico hay que mantener dos domicilios y hay más gastos. Por otro lado, los celos pueden intervenir en personas con predisposición a ellos. A veces la única forma de confiar en nuestra pareja es saber lo que hace en todo momento y cuando no lo sabemos comenzamos a fabular y malpensar. Sólo personas sanas y civilizadas pueden optar por esta forma de vivir.

Juntos pero no revueltos

La doctora Trujillo lleva muchos años atendiendo a parejas con graves problemas y crisis sentimentales y matrimoniales. Asegura que estas parejas que acuden a terapia suelen vivir en el mismo domicilio, porque es justamente la convivencia la que más quema la relación, baste decir que compatibilizar las costumbres, respetar los gustos, tolerar la individualidad no es nada fácil para las personas cuando están en pareja. La doctora intenta ayudarles a entender que hay otras formas de amar, que las personas necesitamos un tiempo para nosotros mismos y que estar en el mismo lugar no siempre es estar juntos, a veces cuando se está en diferentes lugares se ama mejor, porque se goza y se respeta más. Los Stay Over no tienen esos problemas. Tendrán otros, por supuesto, pero los provocados por el roce de la convivencia, jamás. Es una gran ventaja que tienen que saber aprovechar. Precisamente muchos de ellos eligen esta forma de vida por ese motivo. Es mucho más fácil cómodo llevar bien una relación cuando no te levantas y te acuestas cada día de tu vida con esa persona. Trujillo asegura que lo que hacen básicamente estas parejas es prevenir antes de curar: en vez de arriesgarse a que la relación se rompa y no haya vuelta atrás, viven en casas separadas para huir de la monotonía, de la cotidianidad y de la falta de intimidad. Es una elección libre, tan respetable como cualquier otra. La vida nos pone muchas pruebas, ¿por qué ponernos nosotros una más?

lunes, 22 de agosto de 2011

¿Lo intentaste? Hay solución a los problemas de pareja


¿LO INTENTASTE?
¿Cuántas veces te dijiste a ti mismo que lo ibas a intentar, que esta vez era la definitiva? ¿Cuántas le prometiste a tu pareja que ibas a cambiar? En ese momento todo parece terrible, el sufrimiento es máximo, uno quiere salir de ahí y siente su deseo de cambiar como verdadero, pero ¿basta la intención? No es preciso responder a esta última pregunta, todos sabemos que no es suficiente, sin trabajo no hay cambios y no hay resultados.
Más de 11 años de experiencia como psicoanalista y asesora matrimonial me demuestran que la mayoría de esos intentos se quedan en “inventos”, calmantes temporales del malestar que no se traducen en ningún acto comprometido. Algunos llegarán a descolgar el teléfono, tal vez a acudir a una primera consulta, ¿pero después? ¿hay un después? En la mayoría de los casos hay abandono de lo que nunca se comenzó seriamente, excusas baratas fruto de la desidia y la incapacidad de reconocer que son necesarios los compromisos.
Es esta una de las causas más importantes de los fracasos matrimoniales, mucha promesa de cambio que luego se traduce en nada y al final parece que le estás hablando a una pared. Cómo convivir con alguien que no es capaz de escuchar y tener en cuenta las demandas de su pareja. No se trata de obedecer como un gil a las demandas del otro, pero sí de tenerlas en cuenta, no en vano, cuando el río suena…
Primer aviso: no se haga el sordo/a.
Segundo aviso: acepte que todos, alguna vez, muchas veces, necesitamos ayuda.
¿Por qué le resulta tan difícil aceptar que solos no han podido solucionar sus desencuentros? Por supuesto que separarse le evitará problemas, pero le dará otros. No es esa la solución, hay otras.

Helena Trujillo
Psicoanalista y terapeuta de parejas

lunes, 8 de agosto de 2011

ABIERTO POR VACACIONES


En agosto la consulta permanece abierta de lunes a miércoles.
El resto de días según disponibilidad.

Petición de citas y primeras entrevistas:
626 67 33 22

También consulta online.

Porque en verano también puedes hacer algo por ti.

NO SÓLO HAY QUE PARECERLO, TAMBIÉN HAY QUE SERLO



NO SÓLO HAY QUE PARECERLO, TAMBIÉN HAY QUE SERLO
No se hace buena literatura con buenas intenciones ni con buenos sentimientos.

André Gide (1859-1951) Escritor francés

No somos tan diferentes, yo también ambiciono curarme de mis propios deseos, ser perfecta, no equivocarme nunca, quiero dejar de sentir, ser una máquina precisa. No obstante, también construyo mi renuncia a serlo. Creerán ustedes que es fácil para mí, pero no es así. Todos tenemos que realizar el trabajo que nos llevará a tener una vida humana, con inconsciente, con deseos, también contradictorios. No nos podemos curar de ser lo que somos, pero sí podemos construir una vida más civilizada para nosotros. No por nuestra apariencia somos personas del siglo XXI, es por el trabajo que realizamos para alcanzar nuestros potenciales. No sólo hay que parecerlo, también hay que serlo.

Prometer es fácil, cumplir la promesa a veces imposible. Por ese motivo, lo mejor es no prometer y comprometerse en el día a día, mantener los pactos creados. Lo difícil no es llegar sino permanecer. Tumbada en el diván, cuántas veces se hizo el camino cuesta arriba y alcanzar la meta parecía un objetivo irrealizable. Acudían a mí, en esos momentos, pensamientos tormentosos, me invadía la melancolía y sólo deseaba dejarme caer. Después, sus palabras me levantaban como fuertes manos y conseguía salir de ese abismo en el que yo misma había caído. La vida es tan difícil y tan maravillosa al mismo tiempo.

Cuando renunciaba a comprender mis propios estados me iba mejor, apartar las pretensiones de curar a los pacientes hacía que éstos se interesaran más por psicoanalizarse que por llevarme la contraria. Al final acabaré aprendiendo que la vida sólo se puede vivir, no se puede entender.

Helena Trujillo
Psicoanalista

jueves, 28 de julio de 2011

HAY QUIENES HACEN DEL MUNDO UN RING

HAY QUIENES HACEN DEL MUNDO UN RING

Hay quienes hacen de cada encuentro una confrontación, aquellos que consideran que dar su opinión es ofender al otro, los que se cuelan en tu mundo sin ser invitados y sin atender unas normas mínimas de educación.

Esto pasa en la vida cotidiana, pero también pasa, y mucho, en el mundo virtual de internet. Es habitual encontrarse con personas que piensan que ahí no hay reglas, todo está permitido, insultar, ofender, cotillear, criticar. En general, no es bien tolerado que se quiera aprovechar el tiempo, que se hable de usted, que se llame antes de entrar. No es extraño tropezarse con alguno de estos “personajes” y salir escaldada simplemente por mantener las distancias, por atender cierta cortesía o por trabajar en lugar de chatear. Incomprensible, lo sé, pero está a la orden del día.

¿Amargados o solitarios? Tal vez ambas cosas, pero está claro que para ser una persona sociable hay que aprender a valorar las virtudes de los demás en lugar de ver los errores que, por otra parte, todos tenemos. Hay ejemplos magistrales de personas así, se me viene a la mente uno cercano, una gran persona que siempre tiene una amable palabra para el prójimo, que siempre espera del otro lo mejor y cuya grandeza no sólo es ser un gran trabajador, sino hacer de los demás seres valiosas sólo por existir.

Si aprendemos a hablar, en lugar de ofender, si hacemos del otro un aliado y no un enemigo, haremos de este un mundo mejor y dejaremos los derechazos para los profesionales del boxeo.

Helena Trujillo
Psicoanalista